|    Síguenos en:  
Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Síguenos en Google+  Síguenos en RSS
 
Beat / Cine / Reseña /
Compartir: Enviar a un amigo  Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  
Háblame, pero no me hieras

‘The Counselor’: Te reto a quererme

El nuevo filme de Michael Fassbender y el director Ridley Scott es muy interesante, pero difícil de recomendar.
Actualizado 12 de noviembre, 2013
POR: Emilio Gómez IMÁGENES: 20th Century Fox

Michael Fassbender es un tipo carismático. Sea como Carl Jung o Magneto, David el androide o Hicox el teniente germanoparlante, le es fácil al actor inyectar amenaza a sus interpretaciones cuando necesario—lo ayuda una sonrisa que desde cierto ángulo asemeja un tiburón—pero éste a la vez proyecta una afabilidad y vulnerabilidad en cada rol que lo hace simpático. De cierta forma todos los famosos involucrados en la realización de la película The Counselor comparten esto con Fassbender, quien la estelariza. Quizás desde Movie 43 no había existido una película de Hollywood tan llena de talento delante y detrás de las cámaras que tanto te retara a disfrutarla como The Counselor. Al menos ésta, a diferencia de la “comedia” más reciente de los hermanos Farrelly, muestra mayor inteligencia y no un simple deseo de ser desagradable por serlo.

La trama de The Counselor se centra en un abogado criminal (Fassbender) mezclado con varios personajes involucrados en el transporte y venta de drogas en la frontera entre México y el estado de Texas, entre ellos: Reiner (Javier Bardem, de nuevo dando protagonismo a su cabello), cuya empresa sirve de pantalla para el transporte de la droga. Malkina (Cameron Díaz), la novia de Reiner, una chica de Barbados con dos guepardos mascota y tatuajes similares a sus manchas. Westray (Brad Pitt), el intermediario de venta entre el cartel y los compradores estadounidenses. Ruth (Rosie Pérez), una convicta y cliente del abogado. Un vendedor de diamantes en Ámsterdam (Bruno Ganz), quien prepara el anillo con el cual el abogado pide matrimonio a Laura (Penélope Cruz), su prometida mexicana. Cada uno de ellos ocupa un escalón en el organigrama de una empresa criminal que es lo que es, donde todos—desde quien tapa los orificios de bala en los vehículos de transporte haste quien cruza la frontera en motocicleta con el dispositivo de encendido de éstos—tienen su puesto definido o son puestos en él a la fuerza como ejemplo. El iluso abogado cree poder invertir en este negocio y salir ileso y próspero en su nuevo matrimonio, sin imaginarse que alguien de los mencionados, o todos ellos, o quizás sólo la naturaleza humana en sí, le desea mal.

Los “empleados”: El abogado (Michael Fassbender), Laura (Penélope Cruz), Malkina (Cameron Díaz),
Reiner (Javier Bardem) y Westray (Brad Pitt) en The Counselor. (FOTO: 20th Century Fox.)

Ridley Scott, ese director inglés ambicioso y prolífico (Prometheus; Gladiator; Black Hawk Down; Blade Runner), nos trae este nuevo filme, que en su tono asemeja una carta de amor a las obras de Tony Scott (Man on Fire), su fenecido hermano cineasta. La presencia de Ridley y de todos los actores mencionados entre paréntesis garantizan que el público asistente se dejará llevar feliz por la trama hasta el momento que ésta revele sus verdaderas intenciones. Mencionar cuáles son sería dañar la sorpresa. Sólo aclaro que para mí los realizadores no hacen trampa pues su dirección está visible desde el principio—cero promesas rotas—y advierto a quienes no pudieron aceptar el clímax de la No Country for Old Men de los hermanos Coen que Cormac McCarthy, el escritor del libro en el cual esa está basada, es el guionista esta vez. Por consiguiente, ninguna de sus expectativas será cumplida, por más altas, bajas o irreverentes que sean. Es parte de la ironía de la cinta: el abogado, por ejemplo, es siempre llamado ‘counselor’, otra palabra anglosajona para abogado que asemeja el término ‘consejero’, y sin embargo éste no acepta consejos hasta cuando es tarde.

Algunos de ustedes entenderán la película por completo desde la primera proyección y la van a detestar de todos modos. Esa parece ser la intención de Scott, McCarthy, Fassbender y sus secuaces. Por mi parte, me arriesgo a recomendar The Counselor, sobre todo por las visuales de Scott y los diálogos espectaculares del elocuente McCarthy, los cuales apuesto serán citados en un futuro cercano por cinéfilos, amantes de la literatura e infinitos memes de Internet. A veces es necesario malpasar un poco por el bien de una visión original.


En exhibición en los Caribbean Cinemas y Palacio del Cine.

 

Volver arriba Volver arriba
Compartir: Enviar a un amigo  Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  
Comentarios Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 


Publicidad


Revista U © Asalvo Comunicación. Todos los derechos están reservados.
Diseño por The Black Jaus & Emilio Gómez. Plataforma por WordPress.

Aviso Legal | Política de privacidad | Publicidad