|    Síguenos en:  
Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Síguenos en Google+  Síguenos en RSS
 
Ventana / Reportaje /
Compartir: Enviar a un amigo  Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  

Súper larga vida

LOS SUPERHÉROES CONQUISTAN EL CINE, LA TELEVISIÓN, LA WEB, LA LITERATURA Y LA INDUSTRIA DE LA MODA. LA FASCINACIÓN HACIA ESTOS PERSONAJES ES UN FENÓMENO MUNDIAL EN ASCENSO QUE TRASCIENDE A LOS CORAZONES "GEEK". THE AVENGERS, EL BATMAN DE NOLAN Y EL SÚPERMAN DE SNYDER SON SÓLO EL COMIENZO DEL RESURGIR IMBATIBLE DE ESOS SERES PODEROSOS Y NOBLES QUE TODOS QUISIÉRAMOS SER
Actualizado 30 de agosto, 2012
POR: Emilio Gómez FOTOMONTAJE: Willy Abreu IMÁGENES: Fuente externa
The Avengers es la película más taquillera a la fecha. El Hombre Araña regresó a las pantallas con cara fresca. El Batman de Christopher Nolan se despide sólo para ser relevado por el Súperman de Zack Snyder el año próximo. Flecha Verde estrena su propia serie televisiva en otoño. El Juez Dredd tendrá una segunda oportunidad de impactar. Los X-Men “retro” también preparan su regreso. Hasta héroes menos conocidos como Ant Man y los Guardianes de la Galaxia están por recibir mucha atención.
 
Es una época excelente para ser un fanático de los seres súper-poderosos. Nunca ha existido tanto interés por ellos como ahora. El amante de los paquitos y sus personajes ya no se limita a jóvenes ermitaños y tímidos. La generación actual celebra todas las facetas del ser “geek”, en especial la obsesión con los disfraces y la justicia.
 
Un universo paralelo
No siempre fue así. El mundo de hace apenas 15 años se asemejaba a una realidad alternativa para un seguidor actual de Marvel, DC Comics y sus competidores. Las historias de superhéroes se limitaban a la industria que los vio nacer y a algunas series animadas como Batman de Bruce Timm y X-Men de Saban. Ser adolescente y declarar su amor por seres con habilidades sobrehumanas muchas veces provocaba la burla de los declarados “chicos populares” de la sociedad. 
 
Un anuncio de prensa del San Diego Comic-Con de 1977. (FOTO: Fuente externa.)
 
Los eventos como Comic-Con existían, pero jamás con la magnitud de hoy día. En esa épocas las convenciones eran auspiciadas por los distribuidores de publicaciones, eran asistidas por coleccionistas y no agotaban sus boletas de asistencia seis meses antes de abrir sus puertas.
 
En el pasado, Batman era el único ícono de los cómics que tenía el respeto de las masas. Su programa de 1966 con Adam West definió la imagen pública de todos los superhéroes durante años (para bien o mal) y hoy es atesorada como un hito de la comedia. Súperman dominó la primera mitad de los años 80 con las películas estelarizadas por Christopher Reeve, pero el interés por ellas cesó mucho antes de que el director Tim Burton redefiniera al detective vestido de murciélago en Batman de 1989 y Batman Returns de 1992. Entonces el director Joel Schumacher (Phantom of the Opera) tuvo una idea cuestionable: mezclaría la seriedad de Burton con el estilo “campy” de West. Su primer intento, Batman Forever, fue bien recibido, pero luego Schumacher embarró la reputación pública del justiciero oscuro luego del fiasco fílmico conocido como Batman and Robin.
 
Batman puede ser chistoso u oscuro, pero no ambas cosas a la vez (de izq. a der.): Adam West en Batman (1966); Michael Keaton en Batman (1989) y George Clooney en Batman and Robin (1997). (FOTOS: 20th Century Fox y Warner Bros.)
 
El consenso general en ese entonces era que, con la excepción de algunos títulos alternativos como The Crow, toda película basada en un protagonista de paquito era un riesgo financiero. Fue entonces cuando la casa Marvel decidió tomarse el cine en serio.
 
El cambio
En 1998 la compañía desarrolló ciertos proyectos fílmicos de sus personajes junto a los estudios que habían adquirido los derechos, con el productor Avi Arad como enlace entre ambos. En 1998 se estrenó el primer producto de esta iniciativa, Blade, una película de acción y vampiros con Wesley Snipes (Rising Sun). Su éxito hizo que Hollywood reconsiderara los cómics para sus producciones y pronto Arad fomentó otras propiedades que pusieron a los superhéroes de nuevo en el mapa cultural. Empezó con las series X-Men y Spider-Man, seguido por cintas como Hulk, The Punisher, Daredevil, Ghost Rider y Elektra.
 
La aceptación pública de X-Men y Spider-Man motivó que DC relanzara sus dos propiedades más famosas. Los directores Christopher Nolan (Memento) y Bryan Singer (las dos primeras X-Men) fueron seleccionados para revitalizar al Hombre Murciélago y al Hombre de Acero, respectivamente. Con Batman Begins Nolan inauguró una trilogía exitosa radicada en el mundo real, pero Singer se dejó vencer por la nostalgia y un presupuesto exorbitante en Superman Returns.
 
Súperman (Brandon Routh) en Superman Returns: "Mi novia me dejó, tengo un hijo asmático que sólo lanza pianos y mi peli no gustó como hubiera querido. Un poco de amnesia me caería bien ahora mismo." (FOTO: Warner Bros.)
 
El fracaso de sus contrincantes con la última Súperman, además de sus propios tropiezos con la mayoría de las otras cintas que co-produjo, hizo a Marvel cambiar su estrategia de nuevo. En 2005 formó su propia productora audiovisual, encabezada por Kevin Feige, y elaboró una estrategia visionaria: desarrollaría varias propiedades de cine con fidelidad a sus raíces—contando con los grandes estudios sólo para distribuirlas—y luego uniría todas ellas en un épico largometraje de todos-contra-todos. La recepción favorable de Iron Man en 2008 garantizó el desarrollo de este plan maestro que nos trajo The Incredible Hulk, Iron Man 2, Thor y Captain America: The First Avenger, para luego terminar este año con el plato fuerte de The Avengers. Gracias a la calidad y el éxito que han tenido los esfuerzos de Marvel y de directores como Nolan, el amor por los superhéroes no sólo es aceptado y apreciado, sino que está de moda.
 
Los más populares (de izq. a der.): Batman (Christian Bale) de The Dark Knight Rises; Iron Man (Robert Downey Jr.) de The Avengers. (FOTOS: Warner Bros y Marvel Studios, respectivamente.)
 
Impacto general
Este fenómeno no se limita al cine y la TV. Los héroes disfrazados ahora son utilizados como herramientas de educación, análisis y mejoramiento personal. Cuatro estudiantes de la Universidad de Leicester en Gran Bretaña han escrito un papel, Trayecto de un Batman en caída, donde utilizan al caballero oscuro para hablar sobre aerodinámica, gravedad y física. Por otro lado, la editora educativa Wiley-Blackwell distribuye una serie de ensayos donde utiliza varios personajes famosos para analizar conceptos filosóficos, como la modestia del Capitán América, la felicidad del Hombre Araña y por qué Batman no asesina al Guasón. Ni Deepak Chopra se queda atrás. En su libro The Seven Spiritual Laws of Superheroes, el gurú de la autoayuda y su hijo Gotham analizan juntos las siete virtudes principales de todo superhéroe y explica cómo todos podemos aplicarlas en nuestras vidas.
 
Los vigilantes enmascarados aún no ocupan el renglón espiritual, pero si existen iglesias basadas en los Jedi de Star Wars y en el personaje de Jeff Bridges en el filme The Big Lebowski, ¿cuán lejos podemos estar de esto? Ya se puede encontrar a personas en la web que predican las hazañas de Súperman como si fuese Jesucristo (una analogía aludida hasta en la Superman de Richard Donner). Kevin Smith, director de cine y ávido fanático de Star Wars y Batman, tiene un podcast cuyos episodios abren con una oración: “Batman nuestro que estás en Ciudad Gótica, encubierta sea tu cabeza…”
 
Kevin Smith: director de cine, creador de podcasts, testigo de Bruce Wayne. (FOTO: Fuente externa.)
 
A pesar de no conformar su propia religión todavía, estas creaciones han inspirado a ciertas personas seguir sus pasos. En muchas grandes ciudades alrededor del mundo es común encontrar personas vestidas con máscaras y colores brillantes “patrullando” las calles como unos “Kick-Ass” de la vida real.
 
El lado oscuro
La fantasía de los cómics, sin embargo, puede inspirar tanto a héroes como a villanos. En la madrugada del estreno de The Dark Knight Rises, un hombre de 24 años salió de una sala en el cine Century Aurora  16, en Colorado, regresó armado a ésta y disparó al público presente, dejando un saldo de 12 víctimas mortales y 58 heridos. James  Holmes, el responsable de la denominada “Masacre de Batman” llevaba  el pelo teñido de color naranja y se autoproclamó “el Guasón”. Fue acusado de 142 cargos, entre éstos homicidio en primer grado, intento de asesinato y uso de armas.  
 
Warner Bros, el estudio detrás de la película, realizó una donación para ayudar a los afectados y otros miembros de la producción, como el actor Christian Bale y el compositor Hans Zimmer, han cedido su tiempo y talento para dar aliento a las víctimas. Por respeto, DC Comics pospuso el número más reciente de su título Batman Inc., el cual describía un evento similar.
 
Pese a las intenciones nefastas de Holmes, la tragedia destacó el heroísmo de varios espectadores, quienes arriesgaron sus vidas para salvar la de otros. El trío de Jon Blunk, Alex Teves y Matt McQuinn es el mejor ejemplo. Estos jóvenes utilizaron sus cuerpos para proteger a sus respectivas novias de las balas y fallecieron. Pudieron haber escapado quizás, pero como indica William J. Bennett de CNN, sus valores y su código de honor los llevó a defender la vida de sus parejas con la suya. Actos nobles de héroes verdaderos.
 
Lo mejor de nosotros
¿De dónde proviene esa fascinación humana con criaturas ficticias de habilidades imposibles? En parte, la fragilidad del ser humano nos hace desear ser estos individuos poderosos. Imagina volar como Clark Kent, correr como Flash, derribar los obstáculos que se nos interponen como Hulk, todo esto sin las repercusiones del mundo real. Las aventuras de estos personajes sirven como un escape breve de nuestros problemas. Existe otra razón aún mayor, radicada en el credo de casi todo superhéroe (en especial el Hombre Araña): “El gran poder trae gran responsabilidad”. Con todos los increíbles dones a su disposición, los superhéroes deciden servir y salvar a la humanidad en vez de oprimirla. Las hazañas de estos personajes—como lo hiciera en su tiempo los seres de la mitología y la religión—nos enseñan sobre el bien, el mal y cómo ser mejores.
 
Hulk en The Avengers: ¿Un modelo a seguir? (FOTO: Marvel Studios.)
 
Cualquiera que sea la causa de su popularidad, lo cierto es que seguiremos teniendo superhéroes por mucho tiempo. DC ha analizado la “fórmula Marvel” y prepara una estrategia similar para traer al cine los miembros de la Liga de la Justicia luego de Man of Steel, mientras que Marvel anunció en Comic-Con el estreno próximo de Iron Man 3, Captain America: The Winter Soldier y Thor: The Dark World, las próximas entregas de lo que denomina su “Fase Dos”. Chicos, grandes, hombres y mujeres podrán gozar de éstos y muchos más estrenos en el futuro, además de nuevas historias en la T.V., los libros y los paquitos. El resurgimiento de los superhéroes apenas comienza.
 
+DIME A QUIÉN ADMIRAS…

Al igual como las mascotas y sus dueños, tu superhéroe favorito dice mucho de tu personalidad, según la doctora en filosofía Krista Bloom.

SÚPERMAN
Un poco tosco, pero noble y siempre dispuesto a ayudar. Le encanta servir al prójimo.
EL HOMBRE ARAÑA
Muy responsable, abierto y dependiente del buen humor para salir de cualquier aprieto.
BATMAN
Misterioso, lo que le dificulta las relaciones. Las herramientas multiuso y los gadgets lo calman.
HULK
Sensible y fácil de hacer enfurecer. Le gustan los deportes de contacto y la destrucción de propiedad.
THOR
Seguro de sí mismo, a veces demasiado. Le gusta la buena vida y los conflictos.
AQUAMAN
Amante de la naturaleza. Le gustan los deportes extremos al aire libre.
FLASH
Disfruta mucho las actividades físicas. Cree que nunca es muy tarde para llegar a tiempo.
MUJER MARAVILLA
Muy ágil y autosuficiente. Odia que le mientan.
IRON MAN
Inteligente, pero engreído. Crea adicciones con facilidad.
LINTERNA VERDE
Creativo y optimista. Aprecia las prendas y el trabajo en grupo.
WOLVERINE
Temperamental, de aspecto descuidado y más maduro de lo que aparenta.
CAPITÁN AMÉRICA
Adora el servicio público. Le indignan los abusos del poder.
Volver arriba Volver arriba
Compartir: Enviar a un amigo  Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  
Comentarios Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 


Publicidad


Revista U © Asalvo Comunicación. Todos los derechos están reservados.
Diseño por The Black Jaus & Emilio Gómez. Plataforma por WordPress.

Aviso Legal | Política de privacidad | Publicidad