|    Síguenos en:  
Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Síguenos en Google+  Síguenos en RSS
 
Buena vida / Salud y bienestar /
Compartir: Enviar a un amigo  Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  

¿Por qué roncamos?

DESCUBRE TODO LO QUE DEBES SABER SOBRE LOS RONQUIDOS Y QUÉ HACER PARA LOGRAR DORMIR BIEN, QUE TU PAREJA DUERMA Y GOZAR AMBOS DE UN SUEÑO REPARADOR
Actualizado 15 de octubre, 2011
POR: Patricia Minalla FOTOS: Fuente externa
Roncar puede generar a un individuo problemas de convivencia y de salud. Quizás por eso se han escrito libros sobre el tema, se celebran congresos, charlas y se ha creado un sinnúmero de objetos que van desde almohadas con diseños especiales, tiras nasales, gomas mandibulares, cobertores para la dentadura e innovadores dispositivos, que también persiguen el objetivo de que los roncadores se despidan de su problema. Uno de ellos viene en forma de reloj de pulsera y es capaz de identificar el ronquido por las vibraciones del sonido. Su función al detectarlo es mandar una pequeña descarga eléctrica al roncador, ya sea para despertarlo o para provocarle un cambio de posición. Pero dejemos de mencionar estos ‘remedios’ y hagamos una pausa para pensar si realmente le prestamos atención y le damos importancia a el hecho de si roncamos o no. En realidad muchos de nosotros no lo hace, quizás porque no nos imaginamos que roncar  puede ser indicio de un problema más serio.
 
El ronquido es un sonido áspero generado por la turbulencia del flujo de aire durante el sueño. Según la guía de salud virtual Medicine Plus, “éste se da cuando existe una obstrucción al paso de aire a través de la parte posterior de boca y nariz, (donde coinciden la lengua con el paladar blando y la campanilla)”, y ese aire (respiración) no encuentra el camino libre, entonces estas estructuras chocan, produciendo una vibración durante la respiración y generando así el ruido del ronquido. Se divide en dos tipos, el ronquido benigno, que se produce de forma continua y sin ruidos entrecortados, y el maligno, que produce una obstrucción parcial o total de la garganta, ocasionando frecuentes episodios de paro respiratorio y otros trastornos del sueño. Diversos estudios publicados en la web afirman que los hombres tienden a roncar más que las mujeres, reflejando ellos un porcentaje de 35%, mientras que ellas, de un 28%. Quienes roncan no duermen bien y a menudo despiertan con la sensación de cansancio, como si no hubiesen dormido lo suficiente para repornerse. 
Si se duerme en pareja y uno de los dos ronca muy alto, esto podría llegar a provocar un desequilibrio familiar. Asimismo, roncar perjudica notablemente el reposo y puede afectar la conducta social del individuo, producto de la somnolencia mañanera. Roncar también afecta el rendimiento y el desempeño de una persona durante el día, impidiéndole desarrollar de manera ágil y vivaz sus actividades en buenas condiciones físicas, intelectuales y emocionales.
 
Pero, ¿por qué roncamos? Pese a que en la mayoría de las personas la razón del ronquido se desconoce, existen varios factores que lo provocan, como el cansancio físico y la  ingesta de mucha comida o alcohol antes de ir a dormir. Expertos de Medicine Plus asegura que algunas causas potenciales pueden ser: el sobrepeso, que lleva a tener tejido excesivo en el cuello y presiona las vías respiratorias; la congestión nasal por resfriados o alergias; la hinchazón en la campanilla, inflamación de las adenoides y de las amígdalas que obstruyen las vías respiratorias, así como el uso de somníferos a la hora de acostarse, las variaciones congénitas en el tamaño de la lengua y anomalías en los huesos de la cara.  Si quieres identificar las causas de tus ronquidos, te recomendamos visitar un especialista en trastornos del sueño o un otorrinolaringólogo.

También puedes optar por una autoevaluación desde la web de la British Snoring & Sleep Apnea Association, que dispone de una serie de tests para nariz, boca, esófago y lengua, que te ayudarán a descifrar de dónde proviene tu problema. 

 
+TRATAMIENTO
Existen ayudas para los roncadores benignos, aunque estudios han demostrado que el problema de los ronquidos se agrava con la edad. Si eres un roncador te invitamos a seguir estas pautas que te ayudarán a controlarlo y a eliminarlo de tu vida:
 
• Si tienes libras de más, baja de peso.
• Renuncia a la vida sedentaria y realiza ejercicios diarios.
• Obvia el uso de tranquilizantes y antihistamínicos antes de acostarte.
•  Trata de no tomar bebidas alcohólicas antes de ir a dormir.
• No cenes pesado.
• Evita el cansancio excesivo.
• No duermas boca arriba, hazlo preferentemente de lado.
• Al acostarte procura hacerlo levantando la cabecera, puedes ayudarte de varias almohadas o cojines.
• Procura que los no-roncadores se duerman antes que tú.
• Deja de fumar, este hábito es muy nocivo para las vías respiratorias.
• Mantén patrones de sueño regulares.
• Sométete a un exámen médico de boca, nariz, paladar, garganta y cuello.

Volver arriba Volver arriba
Compartir: Enviar a un amigo  Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  
Comentarios Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 


Publicidad


Revista U © Asalvo Comunicación. Todos los derechos están reservados.
Diseño por The Black Jaus & Emilio Gómez. Plataforma por WordPress.

Aviso Legal | Política de privacidad | Publicidad