|    Síguenos en:  
Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Síguenos en Google+  Síguenos en RSS
 
Buena vida / Salud y bienestar /
Compartir: Enviar a un amigo  Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  

Los probióticos y sus ventajas

SI BUSCAS UNA MEJOR SALUD, ECHA UN VISTAZO A LAS BONDADES DE ESTAS BACTERIAS E INTÉGRALAS A TU DIETA
Actualizado 19 de abril, 2012
POR: Patricia Minalla FOTOS: Fuente externa
La salud entra por la boca y una alimentación basada en los nutrientes necesarios para el organismo es determinante para nuestro bienestar general. Una buena forma de mantener un estado óptimo en distintos aspectos es ingerir probióticos, unas bacterias buenas que tienen efectos positivos sobre distintos órganos del cuerpo, gracias a que producen sustancias antibacterianas que mejoran la defensa contra la invasión de otros microorganismos. Entre los probióticos más conocidos se encuentra el ‘‘lactobacilus”, que habita primariamente en el intestino delgado,  el tracto gastrointestinal y en la vagina. La segunda clasificación conocida entre estas bacterias es “bifidobacteria”, que se aloja en el intestino grueso. Previene el crecimiento de tumores, juega un papel importante en la digestión y está asociada con una menor incidencia epidemiológica de alergias.  Los probióticos ayudan a poblar la flora intestinal y a mantener su equilibrio. Además, llegan vivos al colon y restablecen la flora intestinal en caso de que haya sido alterada por alguna causa (gastritis, úlceras, acidez). Los probióticos se encuentran en productos fermentados como el yogur, las leches de granos y algunos quesos. Suelen ser utilizados como conservantes de los alimentos o para cambiar las propiedades de comidas industrializadas y estimulan la respuesta inmune por varias vías.  
 
Algunos de sus beneficios: 
· Reducen la intolerancia a la lactosa. 
· Estimulan las defensas de tu organismo y previenen enfermedades. 
· Contribuyen a reducir el riesgo de contraer cáncer de colon. 
· Impiden el crecimiento de bacterias patógenas que producen enfermedades en el intestino grueso. 
· Evitan el estreñimiento.
· Ayudan a prevenir y a controlar la diarrea.
 
Usos medicionales 
Los beneficios de los probióticos son amplios y variados, siempre indicados para enfermedades del orden intestinal o estomacal. Su función nutricional con efecto protector en la prevención de infecciones gastrointestinales sirve como barrera protectora cuando se ingieren en cantidad adecuada e intervienen en la producción de ácido láctico y ácido acético. 
Diversos estudios han demostrado que sus moléculas tienen características antibióticas y protegen al estómago del helicobacter pylori, (factor primordial de úlcera gastrointestinal),  aminoran su densidad y ayudan a mantener bajo el nivel de estos huéspedes en el estómago.
 
En algunos trastornos, como la enfermedad de Crhon, que provoca inflamaciones crónicas en los intestinos, los lactobacilos ayudan a restablecer el equilibrio de la flora intestinal y disminuyen las alteraciones de la barrera intestinal. 
 
Inclúyelos en tu alimentación
Ahora que conoces las bondades de los probióticos, asegúrate de incluir alimentos que los contengan en tu alimentación diaria.

El yogur es una excelente fuente de estos componentes.

 
+QUE NO FALTEN EN TU DIETA

Lista de accesibles alimentos probióticos recomendados por expertos para nuestro consumo:
 
Yogur. Es uno de los mejores de estas características. Los expertos recomiendan preferir los que han sido hechos artesanalmente y aquellos a los cuales se les han añadido elementos pro-bióticos como el lactobacillus acidophilus. Para determinarlo es bueno leer las etiquetas antes de comprarlo.
 
La leche y el queso de cabra son productos con un alto contenido en elementos pro-bióticos.
 
Chocolate negro. Este posee cuatro  veces más de elementos pro-bióticos que cualquier producto lácteo.
 
Micro-algas. Plantas como la espirulina, la chorella y las algas influyen beneficiosamente sobre el tracto digestivo, incrementan las cantidades de lactobacillus y bífido-bacterias que se generan y generan un alto rendimiento energético en el organismo.
 
Conservas. Los pepinillos verdes sumergidos en vinagre son una alta fuente de bacterias probióticas. 
 
El té de kombucha. Una vez fermentado este té posee grandes cantidades de microorganismos beneficiosos para la salud tracto-intestinal.

Volver arriba Volver arriba
Compartir: Enviar a un amigo  Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  
Comentarios Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 


Publicidad


Revista U © Asalvo Comunicación. Todos los derechos están reservados.
Diseño por The Black Jaus & Emilio Gómez. Plataforma por WordPress.

Aviso Legal | Política de privacidad | Publicidad