|    Síguenos en:  
Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Síguenos en Google+  Síguenos en RSS
 
Beat / Yo soy el cine /
Compartir: Enviar a un amigo  Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  

Las Torres cayeron… que vivan por siempre

DIEZ AÑOS LUEGO DE LOS ATAQUES DEL 9/11, LOS FAMOSOS EDIFICIOS DEL WORLD TRADE CENTER PROSPERAN EN EL CINE Y EN NUESTRAS MEMORIAS
Actualizado 9 de septiembre, 2011
Emilio Gómez
Hace 10 años, 19 fundamentalistas extremos secuestraron cuatro aviones como villanos en una película de acción. El acto más atroz que causaron, el derrumbe de las Torres Gemelas del World Trade Center el martes 11 de septiembre de 2001, aún repercute en todos los ámbitos de nuestras vidas, en especial el cine. Muchos largometrajes como United 93, World Trade Center y Fahrenheit 9/11 han contado las historias de lo ocurrido en esa fecha oscura y muchos más como Rendition, The Kingdom, Amreeka, The Green ZoneThe Visitor y The Hurt Locker han mostrado sus repercusiones. Kathryn Bigelow y Mark Boal, el equipo detrás de The Hurt Locker, ya preparan la historia de la muerte de Osama Bin Laden, arquitecto de los ataques, para la pantalla grande.
 
El 9/11 u 11-S ha inspirado muchas historias en el cine y lo hará durante generaciones. Sin embargo su mayor legado fílmico quizás sea convertir a las Torres Gemelas de un punto turístico a un poderoso símbolo con múltiples significados.
 
Muchas producciones neoyorquinas fueron plasmadas al celuloide antes que empezara la construcción de estos hitos arquitectónicos en 1966 y después de su caída en 2001, pero durante los 28 años de su existencia era inconcebible grabar una película en la Gran Manzana sin incluirlos al menos en una toma. Su uso tampoco se limitaba sólo a tramas de finanzas como Wall Street y Trading Places. Kurt Russell aterrizó en las Torres en el futuro alternativo de Escape from New York. Éstas fueron la sede de la CIA en Three Days of the Condor, reemplazaron al Empire State en la versión de King Kong de 1976, sobrevivieron las inundaciones por calentamiento global en A.I. y la caída de un cometa en Deep Impact, aunque fueron bastante maltratadas durante Independence Day y Armageddon. Cuando Nueva York fue reimaginada como la tierra de Oz en The Wiz, ellas hicieron la función de la Ciudad Esmeralda. El cine reforzaba la noción subconsciente de que las Torres Gemelas eran indestructibles, a pesar de ya haber sufrido un atentado terrorista en el año 1993.
 
Se comprende, por tanto, que muchos cineastas quisieran remover las Torres de sus proyectos luego del 11 de septiembre. El consenso en Hollywood a finales del 2001 era que cualquier película que las mostrara no sólo ofendería o amargaría a las audiencias, sino que corría el peligro de ser percibida como anticuada. Ben Stiller removió las estructuras de forma digital en su Zoolander, uno de los primeros éxitos de taquilla luego de los ataques. Los materiales promocionales originales de Sidewalks of New York fueron desechados por mostrarlas, al igual que los de Spider-Man. La aparición de los edificios en ésta última, así como en Igby Goes Down, fue reducida aunque no eliminada.
 
Y luego ocurrió algo interesante: las “Twin Towers” continuaron  sus apariciones en filme tras filme, gracias a los efectos digitales. Gangs of New York fue uno de los primeros en mostrarlas luego de los ataques porque, según su director Martin Scorsese, cuenta la historia de los individuos que construyeron la ciudad, no quienes la intentan destruir. Otras como Vanilla Sky y Watchmen las muestran intactas en realidades alternativas.
 
Donde las Torres han prosperado más es en los dramas históricos sobre la ciudad de Nueva York entre los años 1973 y 2001. Muchos de éstos las muestran para mantener la verosimilitud de la época, como es el caso de We Own the Night, Notorious, Definitely, Maybe y Man on Wire. En Remember Me representan el secreto de la trama y su uso para algunos críticos fue de mal gusto.
 
La aparición más controversial hasta la fecha de las Torres ha sido en Munich, dirigida por Steven Spielberg, que narra el ataque terrorista al equipo olímpico de Israel en las Olimpíadas del 1972 y la retaliación secreta por parte del gobierno israelí. La última toma muestra una vista del World Trade Center recién inaugurado y resalta los números 9 y 11, un recordatorio de que los conflictos en el Medio Oriente son antiguos y persisten hasta hoy día.

Existe una generación joven que nació luego de la destrucción de las Torres Gemelas y, a pesar de ello, tendrá la oportunidad de verlas en el cine y de comprender lo que significaron.

 
Volver arriba Volver arriba
Compartir: Enviar a un amigo  Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  
Comentarios Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 


Publicidad


Revista U © Asalvo Comunicación. Todos los derechos están reservados.
Diseño por The Black Jaus & Emilio Gómez. Plataforma por WordPress.

Aviso Legal | Política de privacidad | Publicidad