|    Síguenos en:  
Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Síguenos en Google+  Síguenos en RSS
 
Espía de tendencias / La moda a mi modo /
Compartir: Enviar a un amigo  Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  

La fiesta del estilo

Hay una línea maravillosa dicha por el personaje Miranda Priestly, en The Devil Wears Prada, a su escéptica secretaria, mientras seleccionaban la posible ropa para la portada de la revista Runway:
Actualizado 15 de octubre, 2012
Cherny Reyes
“Tú crees que esto no tiene nada que ver contigo. Vas a tu clóset y escoges, no sé, ese suéter viejo de color azul, por ejemplo porque quieres decirle al mundo que te respetas demasiado como para interesarte por lo que usas. Pero lo que no sabes es que ese suéter no es sólo azul. No es turquesa. No es azul ultramar. Es en realidad, cerúleo. Y además te despreocupas del hecho de que en 2002 Oscar de la Renta hizo una colección de vestidos cerúleos. Y luego creo que fue Yves Saint Laurent, si no me equivoco, el que hizo chaquetas militares cerúleas… Luego, el cerúleo apareció rápidamente en las colecciones de ocho diseñadores. Y después se fue filtrando en las tiendas departamentales para luego ir a parar a un trágico casual corner donde tú, sin dudas, lo sacaste de un canasto de liquidación. No obstante, ese azul representa millones de dólares e incontables empleos y es algo cómico que pienses que tomaste una decisión que te exime de la industria de la moda cuando, de hecho, estás usando un suéter seleccionado para ti por la gente de esta sala”. La aleccionadora frase habla de la influencia de la moda no sólo en el campo social, en caprichos personales o en “frivolidades estúpidas” (como muchos apuntan), sino en la economía y la cultura contemporánea. Aún en los actos que consideramos involuntarios, se cuela una cuota de estilo, de sentido de pertenencia o discurso social.
 
Una vez escribí que la moda es como los pica pollos chinos: está por todas partes. Y define y matiza, históricamente, todos los procesos sociales. La moda estimula de creatividad, la innovación, es fuente de empleo y de expresión social de una tribu urbana, una generación, un país y continentes completos que inciden, a su vez, en otros. La moda es mucho más que trapos para cubrir nuestras vergüenzas. Es la industria de la expresión e inquietudes, de formas de pensamientos, de idiosincrasias y  motor de cambio expresados sobre telas, complementos o calzados.
 
En el país, el escenario más influyente del quehacer estilístico es Dominicana Moda, una plataforma que ha convertido las quimeras del sector en realidades y que reúne cada año lo nuevo del circuito creativo del país. Sócrates Mackinney, director creativo de DM, me dijo que ha escuchado quienes se refieren en tono jocoso al evento como “las fiestas patronales de los ricos”, incluso hay quienes se ponen a dieta para hacer un “relanzamiento” en la semana del estilo. Y es que sin duda, la cita anual nos pone en ánimo festivo, un ánimo que se equipara a cuando estrenábamos ropa en diciembre.
 
Más allá de concepciones y valoraciones personales, DM, sin duda, estimula el ingenio de los creadores autóctonos, pone de relieve las innovaciones del mercado (en materia de tendencias), reuniendo a grandes exponentes bajo una misma carpa. Anima el amor por lo “Hecho aquí”, además de colocar la media isla en el mapa del diseño mundial y despertar la atención internacional sobre nuestros creadores y nuestros encantos como destino.
 
Desde su creación, gracias a las personas que compran boletas para asistir a los desfiles, DM ha donado cerca de 60 millones a más de 50 fundaciones e instituciones sin fines de lucro. Además de favorecer la economía de la ciudad de Santo Domingo. Esta séptima edición promete un calendario de seis días con lo mejor del talento local (establecido y emergente) y creativos internacionales. Este año, la fiesta de la moda es en grande y a todos nos toca sumarnos al baile.
Volver arriba Volver arriba
Compartir: Enviar a un amigo  Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  
Comentarios Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 


Publicidad


Revista U © Asalvo Comunicación. Todos los derechos están reservados.
Diseño por The Black Jaus & Emilio Gómez. Plataforma por WordPress.

Aviso Legal | Política de privacidad | Publicidad