|    Síguenos en:  
Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Síguenos en Google+  Síguenos en RSS
 
Buena vida / Salud y bienestar /
Compartir: Enviar a un amigo  Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  

¡Hip, hip! Esto es hipo

MUY COMÚN EN LA VIDA DE LOS BEBÉS E INOPORTUNO CASI SIEMPRE, EL HIPO ES UNA CONDICIÓN POCO ESTUDIADA PERO QUE DEBEMOS SABER CONTROLAR. APRENDE MÁS DE ÉSTE AQUÍ
Actualizado 15 de septiembre, 2011
POR: Patricia Minalla FOTOS: Fuente externa
Su nombre popular se deriva del sonido que produce ‘hip’/hipo. El término médico singultus, proviene del latín singult que se traduce como “el acto de atrapar la respiración mientras se solloza”. No existen tratamientos farmacológicos para tratar esta reacción física más, los diversos estudios sobre el hipo han explicado como se origina y qué es esta molesta anomalía que llega de repente y en cortos episodios.  Según los expertos de la guía virtual de salud estadounidense MedicineNet, (fuente fiable de información médica), “el hipo es una contracción repentina e involuntaria del diafragma. Cuando se dan estos espasmos musculares, las cuerdas vocales se cierran de golpe, produciendo el sonido de hipo”. En otras palabras, el hipo es un movimiento involuntario que viene del diafragma y que se produce cuando este músculo sufre un calambre. “El diafragma desciende cuando inhalas para ayudarte a llevar aire a los pulmones y sube cuando exhalas para poder expulsar el aire de los pulmones. Pero si éste se irrita se eleva de manera brusca y hace que la respiración sea diferente de lo normal. Cuando esa respiración irregular llega a la laringe, se produce el hipo”, explica el médico Steven Dowshen, en el sitio web de la Organización Kids Health. Ahora la pregunta que todos nos hemos hecho alguna vez, ¿qué produce el hipo? Lo cierto es que en la mayoría de los casos no hay una causa que lo provoque, sin embargo se ha demostrado que comer en demasía o con mucha prisa puede generar hipo. Ingerir alimentos con el estómago o la garganta irritadas también, al igual que llevarnos algo a la boca mientras estemos  nerviosos o excitados. No obstante, existen algunos alimentos que provocan la irritación del diafragma, como el picante, condimentos agrios, bebidas  muy frías,  carbonatadas o muy calientes. El ‘hip, hip’ puede aparecer en cualquiera de estas oportunidades o simplemente si damos un ‘mal trago’ y así como aparece de forma repentina se esfuma, pues suele durar pocos minutos. 
 
Sus tipos
El hipo suele clasificarse según su duración en benigno, (el más común, que persiste unos pocos minutos); agudo u transitorio, (que se caracteriza por que su duración es menor de 48 horas); persistente, (que se extiende más de 48 horas y menor de un mes e intratable, (si persiste durante un mes o más). Cabe destacar que es poco habitual que el hipo perdure y que cuando sucede es bueno buscar ayuda médica, ya que es una señal que indica el padecimiento que otro trastorno.
 
Un poco de historia 
La historia de la medicina cuenta como Hipócrates y Celso asociaron el hipo con la inflamación del hígado y otras condiciones. Mientras que Galeno, creía que el hipo era suscitado por  las emociones violentas del ser que se manifestaban en el estómago.

 
Remedios contra el hipo: 1) Tomar medio vaso de agua parando la respiración.  2) Beber un vaso de agua de un trago sin pausas.  3) Inspirar y expirar en una bolsa.  4) Triturar un poco de hielo con la boca y posteriormente tragarlo.
 
+UN DATO: OPCIÓN
Se cree que comiendo una cuchara de azúcar se combate el hipo ya que el azúcar distiende el diafragma, facilitando así la desaparición de esta molestia.

Volver arriba Volver arriba
Compartir: Enviar a un amigo  Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  
Comentarios Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 


Publicidad


Revista U © Asalvo Comunicación. Todos los derechos están reservados.
Diseño por The Black Jaus & Emilio Gómez. Plataforma por WordPress.

Aviso Legal | Política de privacidad | Publicidad