|    Síguenos en:  
Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Síguenos en Google+  Síguenos en RSS
 
Ventana / Cultura Pop /
Compartir: Enviar a un amigo  Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  

Las familias que más amamos

EN ESTA EDICIÓN ESPECIAL PRESENTAMOS LAS FAMILIAS MÁS FAMOSAS DE LA PANTALLA CHICA: LAS SERIES DE TV DEL PASADO, CON LAS QUE CRECIMOS, Y LAS MÁS ACTUALES, QUE HOY ALEGRAN NUESTRA COTIDIANIDAD Y EN ALGUNA MEDIDA SON REFLEJO DE NUESTRAS PROPIAS VIDAS
Actualizado 5 de noviembre, 2013
POR: Emilio Gómez FOTOS: Fuente externa
Modern Family
(Desde 2009), ABC

La primera gran familia del siglo XXI. Jay Pritchett (Ed O’Neil) es divorciado, recién casado y líder de un clan compuesto por Claire (Julie Bowen), su hija reformada; Phil Dunphy (Ty Burrell), su yerno torpe; Mitchell (Jesse Tyler Ferguson), su hijo gay; Cameron Tucker (Eric Stonestreet), la pareja de Mitchell; Gloria Delgado (Sofía Vergara), la nueva esposa latina de Jay y los hijos resultantes (o no) de esas tres uniones. Atravesando una situación disparatada tras otra, los Pritchett-Dunphy-Delgado-Tucker sirven como ejemplo de que el amor, la diversidad y el buen humor ayudan a superar todo problema que agobie las nuevas estructuras familiares del nuevo milenio.

The Middle
(Desde 2009), ABC

En un grupo demográfico más conservador que los Pritchett, pero igual de desquiciado, están los Heck, una familia de clase media que vive en una ciudad mediana de la parte media de Estados Unidos. Frankie, la esposa (Patricia Heaton) narra cómo intenta suplir amor, educación y disciplina a sus hijos Axl (Charlie McDermott), Sue Sue (Eden Sher), Brick (Atticus Shaffer) y su esposo Mike (Neil Flynn), con resultados mayormente desastrosos. Sus esfuerzos fallidos por ser una buena madre y la voluntad de sus seres queridos de apoyarla a pesar del fracaso inminente hacen de los Heck algo más que una familia promedio.

Parenthood
(Desde 2010), NBC

Basada en la película del mismo nombre por Ron Howard, esta serie analiza la dinámica de los Braverman, una familia de tres generaciones que vive en Berkeley, California. Ni comedia ni drama, el programa presenta a sus personajes como entes reales que lidian juntos con los problemas que les presenta la vida cotidiana—desde cómo balancear el trabajo con la familia extendida hasta cómo criar un hijo con necesidades especiales—y asumen poco a poco un papel muy específico dentro de su grupo. La vida en comunidad, expuesta sin prejuicios.

The Simpsons (Los Simpson)
(Desde 1988), Fox

La serie animada más extensa y exitosa de todos los tiempos. Semana tras semana (o día a día, gracias a las repeticiones), millones de personas de diferentes culturas se identifican con los logros y malpasares de Homero, Marge, Bart, Lisa, Maggie y los pobladores de Springfield, el listado de personajes más versátil y definido de cualquier universo ficticio. A pesar de que el travieso Bart fue la cara del programa en sus comienzos, el indiscutible rey de todos es Homero, un padre alcohólico de inteligencia ausente que nunca falla en meter la pata, pero cuyo amor por su familia e ignorancia de las consecuencias le permite luego redimirse de la forma más inesperada posible.

Family Guy (Padre de familia)
(Desde 1999), Fox

La otra gran familia animada de la televisión son los Griffith. Peter, el egocéntrico padre obeso, su inseparable perro parlanchín Brian (ambos por Seth McFarlane) y Lois, su esposa fiel (Alex Borstein), intentan sobrepasar los obstáculos de la vida en la ciudad de Quahog junto a sus hijos Chris, Meg y el megalómano bebé Stewie. Más surreal en ocasiones que los mismos Simpson, los Griffith comparte con éstos un fuerte centro moral y una ausencia total de temor a hacer el ridículo.

Downton Abbey
(Desde 2010), ITV & PBS

¿Cuán alto precio estás dispuesto a pagar para mantener tu estatus? Ese es el reto de los Crawley, una familia de aristócratas ingleses en problemas económicos luego de la muerte de su heredero en turno a bordo del Titanic. Robert, el conde de Grantham (Hugh Bonneville), su madre Violet (Maggie Smith) y su esposa Cora (Elizabeth McGovern) intentan mantener a flote su abadía , junto a las decenas de empleados que día tras día les sirven y en ocasiones conspiran en su contra, mientras la Primera Guerra Mundial amenaza con despojarles todo. Downton Abbey nos da una mirada tras la máscara de la etiqueta y el protocolo para exponer seres humanos que harán lo necesario para sobrevivir.

Suburgatory
(Desde 2011), ABC

La ciudad puede ser un sitio difícil para criar una hija por sí solo, pero esta comedia plantea la posibilidad de que moverse a los suburbios puede ser más aún complicado. El arquitecto George Altman (Jeremy Sisto) y su joven Tessa (Jane Levy) hacen lo que pueden para ajustarse a su nueva vida con la ayuda de sus vecinos los Shay (Chris Parnell, Ana Gasteyer y Allie Grant), su amigo dentista Noah (Alan Tudyk) y Dallas (Cheryl Hines), la nueva novia de George y madre de Dalia (Carly Chaikin), la rival de Tessa en la escuela.

Arrested Development
(Desde 2003), Fox & Netflix

Debes querer a tus familiares a pesar de sus defectos, ¿cierto? Los Bluth, centro focal de esta serie, parecen estar dispuestos a demostrar cuán falsa es esa noción. Michael Bluth (Jason Bateman) decide tomar las riendas de la mansión y del negocio familiares luego de que su padre George Sr. (Jeffrey Tambor) fuese arrestado por fraude. ¿Puede Michael ayudarlos? Nada fácil cuando cuenta con una madre alcohólica, un hijo acomplejado, un hermano mago, otro sobre-mimado, una hermana materialista y un cuñado con fobia a desvestirse, todos bajo un mismo techo.

Everybody Loves Raymond
(1996-2005), CBS

¿Hijo, esposo, padre, hermano? ¿Qué cualidades definen a un hombre, y pudiesen esas cualidades dejarlo tranquilo para que pueda trabajar o jugar golf en paz? El comediante Ray Romano canalizó gran parte de su vida privada en la creación de este programa sobre Raymond Barone, un escritor deportivo cuyos padres retirados y hermano policía viven en la casa al frente de la suya, algo que Debra (Patricia Heaton), la esposa de Raymond, intenta tolerar.

Family Matters
(1989-1998), ABC

O cómo una familia afroamericana de Chicago fue invadida por el vecino desesperante que nunca se fue. Al principio relataba la historia de los Winslow (Reginald VelJohnson y Jo Marie Payton), un matrimonio derivado de la serie Perfect Strangers, ahora con tres hijos, un sobrino, una cuñada y una madre anciana en la misma casa. Todo cambió cuando su hija Laura (Kellie Shanygne Williams) elige por pena al extraño Steve Urkel (Jaleel White) como su cita para un baile escolar. Ese personaje, supuesto a salir por sólo un episodio, se convirtió en el más popular de toda la serie.

Brady Bunch
(1969-1974), ABC

“¡Marsha, Marsha, Marsha!” Otro gran hito de la televisión fue la primera familia “compuesta”: un arquitecto viudo con tres hijos varones contrae matrimonio con la madre soltera de tres chicas rubias. ¿Qué tiene de malo? Aunque nunca admitido, siempre quedó entredicho de que Carol (Florence Henderson), la esposa, era divorciada, un tema tabú en su época. Pese a ello, The Brady Bunch era entretenimiento sano para toda la familia, lleno de lecciones morales para los chicos y chicas que se criaron viendo a los Brady todas las tardes luego de su cancelación y sindicación tras cinco temporadas en el aire.

Married… with Children
(1987-1997), Fox

Del otro lado del espectro Brady habitan los Bundy: Al (Ed O’Neil, en su primer gran papel), un vendedor de zapatos cuyo gran logro de vida fue ganar “el gran juego” de fútbol americano en la secundaria para luego dejar encinta a (y casarse con) Peggy, su novia escolar. Esta pareja de lo que los estadounidenses denominan “white trash”—junto a Kelly, su hija torpe y Bud, su chico sin suerte—eran unos buenos para nada, pero nos hacían reír sin parar porque decían y hacían las cosas que toda una generación estaba pensando sobre la vida cotidiana en las clases más bajas, pero no se atrevía a verbalizar. Sin modales, sin escrúpulos, sin avance, los Bundy junto a una comunidad completa de perdedores (y chicas con poca vestimenta) revelaron a carcajadas el lado fracasado del sueño americano.

The Jeffersons
(1975-1985), CBS

Otro gran momento de la historia televisiva fue esta serie, una de las primeras en mostrar una pareja de color dentro de la clase alta. George y Louise Jefferson, propietarios exitosos de una cadena de lavanderías en Nueva York, se mudan con sus hijos, la madre de George y su sirvienta a un edificio de lujo en Manhattan donde intentan acostumbrarse a la nueva vida junto a sus nuevos y afluyentes vecinos.

The Sopranos
(1999-2007), HBO

¿Es posible ser a la vez padre de familia y cabeza de “la familia”? Tony (James Gandolfini), el mafioso ficticio más popular desde Vito y Michael Corleone, asumía ese reto todos los días mientras lidiaba con su madre, su esposa, sus hijos, su psiquiatra, así como los miembros, aliados y enemigos de la familia criminal DiMeo, muchos de los cuales resultaban ser las tres cosas a la vez.

Little House on the Prairie (La familia Ingalls)
(1974-1983), NBC

Antes de los Braverman estuvieron los Ingalls, una familia de granjeros durante el siglo XIX. La serie fue adaptada de la colección homónima de libros escritos por Laura Ingalls Wilder, la cual deriva de sus recuerdos de niñez. Su base en hechos reales le daba más impacto al relato de la pequeña Laura (Melissa Gilbert), sus padre Charles, (Michael Landon), su madre Caroline (Karen Grassle), sus hermanos de sangre y adoptivos, mientras ellos aprendían sobre el amor y la vida junto a los otros pobladores entre los hermosos montes y valles de Walnut Grove.

The Addams Family
(1964-1966), ABC

El lado oscuro de la familia nuclear, al menos en forma satírica. Los “locos” Addams fueron la creación del caricaturista Charles Addams, una familia de excéntricos para quienes el Día de las Brujas dura todo el año. Tan populares fueron los personajes que hasta fueron el tema de varios shows animados, dos largometrajes cinematográficos y un estreno en video, pero su versión más recordada es el programa televisivo con John Astin y Carolyn Jones como Gómez y Morticia Addams, los padres más macabros de todo el barrio. Su éxito permitió la creación de otro programa competidor sobre una familia de “monstruos inofensivos” titulado The Munsters.

Volver arriba Volver arriba
Compartir: Enviar a un amigo  Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  
Comentarios Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 


Publicidad


Revista U © Asalvo Comunicación. Todos los derechos están reservados.
Diseño por The Black Jaus & Emilio Gómez. Plataforma por WordPress.

Aviso Legal | Política de privacidad | Publicidad