|    Síguenos en:  
Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Síguenos en Google+  Síguenos en RSS
 
Protagonistas / Leyenda urbana /
Compartir: Enviar a un amigo  Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  

Epístola a Eva Sueño

"ELLA ME ALEJA DE LO PRECARIO, SIEMPRE QUIETA, AÚN CUANDO LA BARCA HACE AGUA. ELLA SIEMPRE, EVA SUEÑO, ALEJADA DE LO PATÉTICO. NUESTRA GUARIDA EN EL VSJ PARA ESCAPAR..."
Actualizado 15 de octubre, 2011
Rey Andújar
Sublimas a Pastor de Moya por lo mismo que no sueltas a Lezama, la escuché desde la cocina; los calderos que volteara hace poco ya daban qué oler. Llegué a la casa de la calle Sol en un estado de hambre evangélica y la falsa flaca se extendió de brazos. Supuestamente, yo le alegraba las mañanas.
 
El verano, lluvioso. Ella alargaba la taza y resoplaba todavía con el rastro del duchazo y una remerita cansada. Recogí los platos y me serví más café ante la foto del ex que fingía una mirada perdida. En ocasiones ella insistía en que el tipo era un sucio, de propuesta doble, insincera… insultaba con un estilo calmo que no dejaba trecho a duda posible. Hubo un pasado en donde los tres fuimos amigos y más de una tarde nos  emborrachamos en el mismo balcón en donde ahora vemos el orégano y los dandaliones dejarse llover por el globo de humedad que es este agosto, el mes cangrejo. Deja de mirar esa foto y préndete algo, dice ella estirándose, el clúster del trapecio haciéndole pop, la remera azul subido mostrando, por vieja y descarada, la cicatriz en forma de jota que en vez de alejarla le añade. 
 
Y la mañana, Viejo San Juan, cambian: dejarse acercar por la retaguardia su cuerpo en la antesala de los treinta, todo en su sitio y madurando, desarrollando cierta resistencia ante el qué dirán; calle y mentira. No quiero escribir siempre lo mismo, le digo, y ella que mide sus palabras me deja caer todo el peso y afirma, como si fuese dueña de algún secreto, “el escritor eres tú, lo otro es monte y culebra, mental masturbation trips, caféses y hojarasca, poetas de Twitter. Pero tú no. Pero tú no”.
Ella me aleja de lo precario, siempre quieta, aún cuando la barca hace agua. Ella siempre, Eva Sueño, alejada de lo patético. Nuestra guarida en el VSJ para escapar, dejando atrás el alcohol que atrasa, para aprender y prender bregando con la calma, respirándonos siempre cuerpo adentro, abrazarnos mordida, anchos, orondos, maldiciendo. Y hablar de peace no cowardice. Run for Presidant y mandar un decreto en donde los mozalbetes se aprendan tu nombre, en donde las probablemente vírgenes borden tu nombre en los reversos y las postales; tu nombre arrancado de aquella boca, tu nombre hombre, sembrarlo en el mío… clavarlo en mi boca.
Volver arriba Volver arriba
Compartir: Enviar a un amigo  Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  
Comentarios Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 


Publicidad


Revista U © Asalvo Comunicación. Todos los derechos están reservados.
Diseño por The Black Jaus & Emilio Gómez. Plataforma por WordPress.

Aviso Legal | Política de privacidad | Publicidad