|    Síguenos en:  
Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Síguenos en Google+  Síguenos en RSS
 
Beat / Yo soy el cine /
Compartir: Enviar a un amigo  Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  

El drama del bate y la pelota

ALGUNOS EJEMPLOS INTERESANTES Y ENTRETENIDOS DEL JUEGO DE BÉISBOL EN LA PANTALLA GRANDE
Actualizado 15 de octubre, 2012
Emilio Gómez
El béisbol has sido parte intrínseca de la vida dominicana desde antes que Osvaldo Virgil y Felipe Alou jugaron en las ligas estadounidenses. Más que un pasatiempo, para nosotros representa un rayo de esperanza para el futuro de nuestros jóvenes y una fuente de orgullo por los atletas que nos sirven como embajadores en Norteamérica, Japón y otras partes del mundo. El deporte en sí es de fácil aprendizaje, pero requiere disciplina de sus amantes tanto para practicarlo como para disfrutarlo. Nuestra querida “pelota”, como aquí le llamamos, nos ofrece sobre todo momentos de éxito y fracaso año tras año, comparables con el drama de la vida misma. 
 
No somos los únicos en pensar así, ya que el béisbol es un tema común utilizado en el cine extranjero como en el nuestro (no olvidemos la Play Ball! de Alfonso Rodríguez). Hace unos meses atrásen William Vargas escribió sobre sus programas favoritos de cocina de la temporada en nuestra columna hermana sobre la pantalla chica—si no la conocen, hagan clic aquí y léanla, que no se arrepentirán. En honor a su idea y al comienzo oficial de la temporada invernal, hablaremos un poco sobre las películas de béisbol.
 
Este listado no representa necesariamente nuestras favoritas ni tampoco las mejores de todos los tiempos según la crítica mundial. Más bien son filmes que, de una forma u otra, nos hacen identificarnos con la pasión que sentimos hacia el deporte o nos muestran cómo éste mejora—y a veces empeora—nuestras vidas.
 
Ray Kinsella (Kevin Costner) conversa con el fantasma del pelotero "Shoeless" Joe Jackson (Ray Liotta) en una de las escenas más normales de Field of Dreams. (FOTO: Universal Pictures.)
 
Empecemos con el actor Kevin Costner, quien ha realizado varias películas sobre el béisbol, pero quizás ninguna tan emotiva como Field of Dreams, del director Phil Alden Robinson. En ella Costner hace de un hombre casado que escucha voces solicitándole la construcción de un diamante de pelota en su granja. Lo que parece una locura lo lleva a sanar las almas de varios individuos, vivos y muertos, relacionados con el juego, incluyendo la suya. Una historia que hará reir y llorar a hombres y mujeres.
 
Hablando de mujeres, ellas también tienen su propia gran cinta de béisbol en A League of Their Own, dirigida por Penny Marshall, sobre un equipo en la primera liga femenina del deporte en Estados Unidos, establecida luego de que casi todos los jugadores masculinos fuesen enviados a luchar en la Segunda Guerra Mundial. Así como lo hicieron en las fábricas, las chicas demuestran que pueden hacerlo igual o mejor que “ellos” y a la vez lidiar con los dilemas y las virtudes de ser mujer. Geena Davis y Tom Hanks la estelarizan, pero la cantante Madonna y la comediante Rosie O’Donnell “se roban el show” en papeles secundarios y jamás han superado sus actuaciones aquí. 
 
Si lo que queremos es una dosis de realidad, Sugar es un reflejo fiel del sacrificio, los inconvenientes y la decepción que viven aquellos dominicanos humildes elegidos para vivir el “sueño” de llegar a las ligas menores y luchar por su puesto en el “Major League Baseball”. Los realizadores Anna Boden y Ryan Fleck son meticulosos en como describen la vida del “firmado” desde el punto de vista de su protagonista Miguel “Sugar” Santos (el brillante novato Algenis Pérez Soto). Dura y conmovedora.
 
Miguel "Sugar" Santos (Algenis Perez Soto) se prepara para un lanzamiento en Sugar. (FOTO: HBO Films.)
 
Ahora bien, el béisbol le pertenece también a los fanáticos y ningún largometraje ilustra la euforia y el dolor de seguir a tu equipo favorito mejor que Fever Pitch, de los hermanos Farrelly. En ella Drew Barrymore conoce al novio perfecto en el profesor interpretado por Jimmy Fallon, sólo para descubrir en abril que su verdadera pasión son los Medias Rojas de Boston. Ambos deben aprender a vivir el uno con el otro, sobre todo Fallon, quien decide sacrificar a su equipo en nombre del amor de su vida, justo cuando están por ganar su primera Serie Mundial en 86 años.
 
Para lecciones en humildad están las comedias Mr. Baseball y Mr. 3000. Para risas sin compromiso tenemos la serie Major League. Para ver estadísticas transformadas en verdadero drama está la excelente Moneyball, entre muchas más. Existe un filme de pelota para cada gusto y mientras haya béisbol, harán películas sobre él, así que disfruten una hoy. Nos vemos en el estadio.
Volver arriba Volver arriba
Compartir: Enviar a un amigo  Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  
Comentarios Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 


Publicidad


Revista U © Asalvo Comunicación. Todos los derechos están reservados.
Diseño por The Black Jaus & Emilio Gómez. Plataforma por WordPress.

Aviso Legal | Política de privacidad | Publicidad