|    Síguenos en:  
Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Síguenos en Google+  Síguenos en RSS
 
Beat / Cine / Reseña /
Compartir: Enviar a un amigo  Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  
¡Benjamín Anastacio Suárez!

‘De pez en cuando’: Lo diferente sí es bueno

Esta nueva entrega merece mérito sobre todo por atreverse a hacer algo diferente en el cine local.
Actualizado 6 de marzo, 2014
POR: Emilio Gómez IMÁGENES: Quiet Island Films

En una escena de Groundhog Day, la saga temporal del recién fenecido director Harold Ramis, un personaje nota algo diferente durante su día en constante repetición. “¿Bueno o malo?”, le pregunta otro, a lo que el primero contesta: “Lo diferente es bueno”. Esta frase puede que cruce su mente múltiples veces al ver De pez en cuando, la nueva e irreverente película dominicana del director Francisco Adolfo Valdez y el productor Humberto ‘Che’ Castellanos. Todos los seguidores del cine local con plegarias como “Estoy harto de que siempre hagan lo mismo” han sido complacidos. Ahora, ¿quedarán conformes?

Ben (Luis José Germán) es estrellado por María Luisa (Itahisa Machado) en De pez en cuando. (FOTO: Quiet Island Films.)

La trama, en su núcleo, no es tan disímil a las comedias disparatadas que mantienen llenas las salas locales. Ben (Luis José Germán) es un escritor con un extraño monólogo interno que suele llamarlo “Benjamín Anastacio Suárez”. La vida de este depresivo y solitario individuo cambia en un accidente menor de tránsito donde conoce a María Luisa (Itahisa Machado), una atractiva azafata. Ben se compromete a cuidar el pez de María Luisa, a quien lleva en su vehículo, a cambio de una cita, pero no se percata de que la chica misteriosa está siendo seguida por dos pares de maleantes: los jóvenes Hugo y Rico (Jalsen Santana y Vladimir Acevedo, respectivamente), así como el caradura llamado Tripitaka (Manolo Ozuna) y su no muy astuto compañero, Eliseo (Phillip Rodríguez, a quien le toca exclamar la mejor línea de todo el filme). La situación se enreda más con la presencia de Rey (Carlos Alfredo Fatule), propietario del apartamento de Ben; Carmencita (Camila Santana), la hija medio pesada de Rey; Sofía (Hony Estrella), una amiga de Ben que admite estar loca; Juan (Irving Alberti), el esposo celoso de Sofía; así como un electricista/plomero (Manuel Raposo) y múltiples taxistas interpretados por comediantes dominicanos como Tony Pascual y Aquiles Correa.

Eliseo (Phillip Rodríguez) y Tripitaka (Manolo Ozuna) persiguen a su presa en De pez en cuando. (FOTO: Quiet Island Films.)

Donde varía Valdez como guionista y director, es en la ejecución. El mundo creado por Valdez, Castellanos y su equipo es una versión caramelo de Santo Domingo, compuesta por colores primarios saturados y placenteros, que canaliza en ocasiones la estética de Jean-Pierre Jeunet y la ambientación de los hermanos Coen. El trabajo del diseñador de producción Ruy Dos Santos, el director de arte Oliver Rivas Madera, la diseñadora de vestuario Gina Terc y los detalles gráficos de la firma Modafoca merecen aquí una mención especial.

Sofía (Hony Estrella) transporta en bolsa a la mascota titular en De pez en cuando. (FOTO: Quiet Island Films.)

Sí, la situación que la cinta plantea es ridícula, y sin embargo ninguno de los actores jamás acude al histrionismo, lo que le da la verosimilitud necesaria. La posible excepción de esto es Hony Estrella, quien puede darse el lujo de exagerar dado que hace el rol de una mujer embarazada. Otra decisión interesante es la de otorgar papeles a ciertos actores contra su tipo. Ozuna, casi siempre utilizado como bueno o cobarde, hace de un rudo convincente. Germán, quien recientemente hizo de un homo/metrosexual irritante en Vamos de robo, es bastante bueno como un tipo en miseria reaccionando a una situación extraña. Hasta Fatule, el más flojo del elenco, demuestra que está dispuesto a hacer el ridículo por el bien del material.

De pez en cuando es una comedia ambiciosa y arriesgada para nuestro mercado. En momentos breves hasta resulta inconsistente, víctima de sus propias aspiraciones de Ícaro. Sin embargo, da otro gran paso positivo en el camino hacia un cine dominicano visual e inteligente. Será un pez fuera del agua, pero lo lo expone con orgullo y merece nuestra atención.

En exhibición en los Caribbean Cinemas y Palacio del Cine.

 

Volver arriba Volver arriba
Compartir: Enviar a un amigo  Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  
Comentarios Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 


Publicidad


Revista U © Asalvo Comunicación. Todos los derechos están reservados.
Diseño por The Black Jaus & Emilio Gómez. Plataforma por WordPress.

Aviso Legal | Política de privacidad | Publicidad