|    Síguenos en:  
Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Síguenos en Google+  Síguenos en RSS
 
Beat / Yo soy el cine /
Compartir: Enviar a un amigo  Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  

3D, George Lucas y el arte del “repackaging”

SOBRE EL CREADOR DE LA SERIE STAR WARS Y LA ACCIÓN DE RE-VENDER EL MISMO PRODUCTO "EN CAJA NUEVA"
Actualizado 15 de noviembre, 2011
Emilio Gómez
Con el regreso inminente de la saga Star Wars en 3D, George Lucas demuestra ser el rey indiscutible de lo que los norteamericanos denominan el repackaging. Este término describe un modelo económico donde un creador elabora un producto una vez, luego lo vende y revende en múltiples ocasiones, cambiando sólo el “empaque”; o sea, mayores ganancias por menor esfuerzo.
 
Es una estrategia aplicable a casi todo tipo de producto y mercado. Es la razón por la que existen los álbumes de grandes éxitos (“Puedo tener las cuatro canciones que me gustan de Britney sin tener que comprar todos sus discos de nuevo”) y por la que las tiendas de descargas digitales para consolas distribuyen videojuegos de 8 y 16 bits (“Por sólo 10 dólares puedo descargar en mi Wii el mismo Metroid que jugaba en mi Super Nintendo y le costó a mi papá 40 dólares hace 20 años”). Es hasta aplicable con ideas—después de todo, ¿qué es un remake sino una versión “reempacada” de una película popular del pasado, con actores más jóvenes y mejores efectos visuales?
 
El nuevo “empaque” que está de moda es el 3D. Los cines siguen cobrando más por presentar cintas con efecto de profundidad a pesar de que los grandes éxitos de taquilla de los últimos años ya les han hecho recuperar su inversión inicial con creces. Lo hacen por una simple razón: 3D representa el “área V.I.P.” del cine y alguna gente está dispuesta a pagar más por lucir unos lentes “cool“ de plástico, ver el mismo filme con “inmersión“ y luego jactarse de ello. (“Siento que estuve peleando junto a Thor contra los gigantes de hielo, ¡y casi me parte con su martillo!”) Filmar en 3D, al igual que en el formato Imax, aún conlleva un costo reservado sólo para cintas de mucho presupuesto dirigidas al lucrativo mercado de los adolescentes. Sin embargo, gracias a las técnicas de conversión de películas a 3D, cualquier estudio puede filmar barato y aplicarle ese efecto a sus proyectos en post-producción, como fue el caso de The Last Airbender y Captain America: The First Avenger. Mejor aún, una empresa como Disney puede tomar un éxito suyo, por ejemplo The Lion King, y lanzarlo “reempacado“ en 3D. Pero, ¿quién estaría dispuesto a pagar una taquilla más cara para ver unos muñequitos que ya vio hace más de 15 años y que están disponibles en varios formatos y hasta gratis en TV? La respuesta es cientos de miles de fanáticos y sus familiares, quienes han elevado las ganancias del largometraje animado por más de US$100,000,000 alrededor del mundo, cifra que seguirá subiendo en las próximas semanas, más cuando la “Edición Especial” en Blu-ray llegue a las tiendas.
 
Gracias al éxito de ese relanzamiento, Hollywood apuesta al poder de la nostalgia y pronto nos ofrecerá varios clásicos de los años 70, 80 y 90 en 3D. Tom Cruise volará de nuevo en los cines en Top Gun, por lo que muchas mujeres mayores de 35 años podrán enamorarse de Maverick y sufrir la tragedia de Goose aún más cerca. Disney y Pixar ya pautaron fechas para las versiones 3D de Beauty and the Beast, Finding Nemo, Monsters Inc. y The Little Mermaid. James Cameron, cuya Avatar demostró la viabilidad de la nueva tecnología 3D en los cines, reestrenará su éxito Titanic en el formato. 
 
Lo que nos trae de nuevo al señor Lucas. Muchos lo alaban por  crear el cine moderno, mientras que otros lo repudian por haber tenido una sola buena idea en toda su vida y haberla explotado por completo, pero nadie puede negar que es un verdadero hombre de negocios. El realizador de cine ha sabido convertir una fantasía del 1977 en una industria multimillonaria que engloba todo tipo de producto de consumo, desde juguetes y comestibles hasta libros y videojuegos. La “trilogía original” de Star Wars ha sido reempacada en múltiples ocasiones entre las que se destacan una “Edición Especial”, con escenas y efectos nuevos; una “Edición Original”, como fue estrenada en los cines; y una “Edición Definitiva” en alta definición junto a las prequelas. Era inevitable que Lucas relanzaría todas las Star Wars en 3D de forma consecutiva, seguido por Raiders of the Lost Ark—sólo está “reempacando", como siempre lo ha hecho, y mientras el público esté dispuesto a “consumir lo mismo en caja nueva” tanto Lucas como el resto de Hollywood lo seguirá ofreciendo una y otra vez. 
 
Volver arriba Volver arriba
Compartir: Enviar a un amigo  Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  
Comentarios Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 


Publicidad


Revista U © Asalvo Comunicación. Todos los derechos están reservados.
Diseño por The Black Jaus & Emilio Gómez. Plataforma por WordPress.

Aviso Legal | Política de privacidad | Publicidad